Puigdemont, Forcadell y compañía, asociación para delinquir

  • Texto remitido por el compañero Pepe Castellano:Sólo hace unos días que el Tribunal  Constitucional acordaba paralizar la convocatoria del referéndum en Cataluña y advertía a Forcadell y Puigdemont de su deber de cumplir la ley cuando hoy, según leemos en el Digital del diario El Mundo el texto que reproducimos a continuación no sin antes hacer una pregunta a la que el Gobierno Central y la judicatura deberían responder: ¿No creen que una vez más existen motivos más que sobrados para aplicar las leyes llevando a Forcadell y Puigdemont ante los tribunales por el delito más que presunto de asociación para delinquir?
     

    Veamos el texto que hemos mencionado… El Govern desafía al TC y celebra una cumbre para el referéndum

    Quiere salir de la reunión con una coordinadora que controle la celebración de la consultaLa cita llega dos días después de que el Ejecutivo recibiera un nuevo aviso del Constitucional

    CRISTINA RUBIO Barcelona en el digital de El Mundo 23/12/2016 Apenas 48 horas después de recibir sendas advertencias del Tribunal Constitucional (TC) por la resolución sobre el referéndum unilateral aprobada en el pleno del Debate de Política General el 6 de octubre, el Govern redobla el desafío y celebra hoy mismo una cumbre con el objetivo de «preparar» la consulta sobre la independencia. En palabras del propio Ejecutivo de Puigdemont, la cita servirá para «analizar la situación política y social que debe permitir la convocatoria de un referéndum» y debe culminar en la constitución del «Pacto Nacional por el Referéndum».«Sólo faltaría que el Govern no pudiera reunirse con quien quiera y debatir lo que crea conveniente», defendió ayer mismo el conseller de Justícia, Carles Mundó, sobre la cumbre y el desafío que puede conllevar al TC tras sus sucesivas advertencias, la última directamente a Carles Puigdemont y al resto de miembros de su gobierno. «No supone saltarse ninguna sentencia», ahondó tras asegurar que dicha reunión se enmarca dentro de «la absoluta normalidad democrática». Es más, Carles Puigdemont buscará en la cumbre de esta tarde poner en pie el Pacto Nacional por el Referéndum con un equipo coordinador «transversal» -la fórmula escogida será la de coordinadora «colegiada»- que reúna las diferentes sensibilidades soberanistas, según explicaron a Efe fuentes conocedoras de la iniciativa. Un requerimiento incluido en la resolución que Junts pel Sí y la CUP aprobaron en el debate de política general del pasado octubre y que está bajo investigación del TC.

    El Auditorio del Parlament es el escenario escogido por el Govern para reunir a partidos, entidades y sindicatos favorables a la consulta. Un elenco parecido al del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir, que coordinaba el ex presidente del Parlament Joan Rigol y que no se reúne desde primavera de 2015, pese a dos relevantes diferencias. La primera es que Puigdemont ha logrado la asistencia de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, una figura importante dentro del tablero político catalán y líder del espacio de los comunes, el nuevo partido de izquierdas a nivel autonómico que nacerá en abril de 2017. Tanto es así que el president retrasó la celebración de la cumbre a las 17.30 horas -inicialmente estaba prevista por la mañana- para que pudiera ir Ada Colau, con pleno en el Ayuntamiento de Barcelona a las 9.30 horas. En este sentido, Junts pel Sí también ha logrado sumar la asistencia de Podemos y Catalunya Sí que es Pot, la marca del partido morado junto a Iniciativa en el Parlament. Un apoyo importante si se tiene en cuenta que el principal propósito del bloque soberanista durante esta legislatura ha sido atraer a la confluencia de izquierdas hacia sus postulados. La segunda diferencia es que al encuentro de hoy también acudirá el ex presidente de la Generalitat, Artur Mas, y la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, para dar una imagen de solidez institucional a favor del referéndum. También se estrena el Partit Demòcrata Català -la ex Convergència-, con su coordinadora general, Marta Pascal, a la cabeza. La CUP, ausente en las primeras reuniones por el derecho a decidir que organizaba Mas en 2013, ocupará ahora un lugar destacado con Anna Gabriel al frente.

 

 

Anuncios