El verdadero Serrano Suñer

No sólo era un putero, tambien un asesino!

Por Alba Martínez @Albita_m_g

Telecinco ha estrenado una nueva serie, ‘Lo que escondían sus ojos’. Protagonizada por Blanca Suárez y Rubén Cortada, nos traslada a la época de Franco y cuenta la historia de Ramón Serrano.

Sin embargo, lejos de la realidad, el protagonista, a simple vista, es un triunfador rodeado de glamour al que cuesta más odiarlo que admirarlo. La serie se centra las las historias adúlteras del cuñado y mano derecha de Franco. Quizá está temática sirva para liderar los índices de audiencia, pero deja de lado  a todos aquellos que sufrieron la represión franquista y las decisiones que tomó este sujeto.

El verdadero Ramón Serrano

Cuñado de Franco y amigo de Primo de Rivera. Tras la proclamación de la Segunda República defendió la necesidad de un gobierno autoritario que restableciera el orden y los valores tradicionales españoles. Al producirse el golpe de Estado el 18 de julio de 1936, fue detenido pero consiguió escabullirse y pasar a formar parte del bando de los sublevados.

Al erigirse Franco como jefe de Estado, Suñer paso a ser su mano derecha y consejero político. Fue nombrado Ministro del Interior en 1938. Sus más ansiados deseos eran estrechar lazos con Alemania y perseguir a los enemigos del régimen.

Creó un organismo para recuperar y clasificar la información incautada en las sedes de los partidos y sindicatos republicanos. El fin de esta documentación era encarcelar y asesinar a hombres y mujeres por el único delito de haber militado en esas formaciones políticas. También consiguió junto a Heinrich Himmler, que la Gestapo y la policía española colaboraran en la persecución de los disidentes.

Otra de sus hazañas fue la de entregar a los refugiados españoles que residían en Francia al ejército alemán durante la invasión nazi de dicho país. Envió a Berlín y a Vichy listados con los nombres de centenares de dirigentes y simpatizantes republicanos. Entre ellos se encontraban el presidente de la Generalitat Lluís Companys o los ministros Zugazagoitia y Peiró, quienes fueron entregados por los nazis al ejército franquista y fusilados.

No contento con esto, mandó sacar a los presos españoles de los campos de prisioneros y los envió al campo de concentración de Mauthausen (uno de los más grandes de Alemania). Gracias a Suñer muerieron unos 5.500 hombres, mujeres y niños en este y otros campos de concentración.  Eduardo Escot, deportado 5151 fue uno de los presos de Mauthausen. En el siguiente vídeo relata el calvario vivido y deja claro que “Serrano Suñer, Ministro de la Gobernación   del gobierno de Franco es el que ha dicho que nos metan en campos de concentración, así es que el responsable primero de todos los que han ido a los campos de concentración ha sido Serrano Suñer”:

También miles de judíos de origen sefardí a los que el régimen de Franco pudo haber salvado acabaron en cámaras de gas gracias al cuñado de Franco.

Sin embargo, todas estas víctimas quedan olvidadas en esta serie sobre su vida sin ningún respeto por la memoria histórica y las víctimas de la represión franquista. El único defecto que según Telecinco tenía este señor era desear a la mujer del prójimo.

Anuncios