Intervención de Agora Socialista en el Consell Nacional del PSC

Consell Nacional, 6 de marzo del 2016

Apreciados compañeros, no son numerosas las ocasiones que la dirección del PSOE convoca a sus bases ante la posibilidad de formar gobierno en coalición con otro partido de diferente perfil ideológico. A este respecto, queremos haceros participes que Ágora Socialista, en virtud de su libre expresión como corresponde a una corriente de opinión dentro del PSC, consideró positivos los acuerdos establecidos entre el PSOE y C´s, teniendo en cuenta la firme actitud del equipo negociador del PSOE al rechazar cualquier propuesta ligadas al ya conocido “derecho a decidir”.

Las elecciones generales del pasado 20 de diciembre nos ha dejado un panorama desolador en cuanto a la estabilidad política se refiere. Una situación que probablemente puede acabar en la repetición de nuevos comicios.

Finalmente, tras casi tres meses de interinidad del gobierno de España, y después de incontables reuniones infructuosas, la primera semana de marzo han tenido lugar los debates de investidura, donde el candidato, el compañero Pedro Sánchez, tras la retirada de Mariano Rajoy, ha intentado conseguir la confianza mayoritaria de la cámara… No pudo ser y, a día de hoy todos sabemos que el resultado ha sido infructuoso, y que los números no permiten augurar en principio un resultado favorable al pacto PSOE-C`s pues la negativa tanto del PP como de Podemos lo hace imposible. Esta situación también nos conduce inevitablemente por falta de quorum, a decir adiós a las grandes reformas constitucionales, algunas de las cuales se habían fraguado en el pacto de Granada. Sin embargo, desde Ágora Socialista seguimos considerando que el acuerdo de intenciones entre los socialistas y Ciudadanos continua siendo positivo en términos generales, ya que deja muy claro la posición de ambos partidos ante el desafío secesionista y la voluntad de llevar a buen término asuntos tan crispantes como finalizar con la corrupción en los partidos políticos, pactar una solución para el eterno problema educativo, y una revisión profunda enmarcada dentro de la reforma laboral. En definitiva, compañeros y compañeras, nos deja a todos una puerta abierta a la esperanza; sino ahora, quizás tras las nuevas elecciones que nadie desea. Todo sea por conseguir, por fin, un gobierno de progreso para los españoles. Algo que ya nos lo estamos mereciendo. Muchas gracias. Eduardo Valencia, conseller Nac.

Anuncios