La anómala normalidad de Cataluña: “Un país normal”…

Por desgracia, la frase de Villatoro, el llanto de Junqueras, la Constitución del juez Vidal, la kermés del 9N, el volem votar, el tenim pressa y otros muchos disparates forman parte de la anómala normalidad que se ha apoderado de Cataluña al calor del proceso. Lo mucho, lo intenso y lo diverso de la estupidez a la que hemos sido expuestos últimamente los ciudadanos de Cataluña nos ha hecho a casi todos inmunes a la idiocia. Hemos desarrollado tolerancia al patetismo. Noticias que en una sociedad “normal” solo serían portada de revistas satíricas colman en Cataluña las páginas de nuestros subvencionados periódicos.

Clicar para leer a Nacho Martín Blanco en Crónica Global> 6/2/2015

Anuncios