Urnas de cartón. Excelente artículo de Antonio Robles

Todo el proceso del “derecho a decidir” es una sucia maniobra del más rancio nacionalismo de siempre contra la legalidad constitucional. Eso sí, envuelto en seda democrática para pasarlo de contrabando a gentes de buena fe convenientemente manipuladas. Posiblemente la mejor campaña publicitaria desde que Cristo prometiera el perdón y la vida eterna a todos cuantos le siguieran… Pretender suplantar el sistema democrático por un estado de conciencia ideológico, como puede ser querer la independencia de Cataluña, es una de las muchas formas que tiene el totalitarismo de mostrar su falta de respeto por la democracia…

Clicar aquí para leer texto completo en Crónica Global> 4/11/2014

Anuncios