Consell Nacional y Comunicado sobre el 11 de Septiembre

El pasado domingo día 5 de los corrientes se celebraba una sesión del Consell Nacional de PSC en la cual intervino Eduardo Valencia, Presidente de ÁGORA SOCIALISTA quien, entre otros temas, hizo un amplio resumen del comunicado que nuestra Asociación había publicado en ocasión de los actos del 11 de Septiembre, Diada de Cataluña del que a continuación insertamos el texto completo: 

COMUNICADO DE ÁGORA SOCIALISTA TRAS LOS ACTOS DEL 11 DE SEPTIEMBRE DEL 2014

El pasado 11 de septiembre, Diada de Cataluña, buena parte de la ciudadanía catalana decidió dentro de su libertad democrática amparada por la Constitución española  ejercer su derecho de expresión mediante diversas convocatorias ciudadanas. Mientras que unas, las más numerosas, lo fueron  de carácter reivindicativo y rupturista con el Estado con la amenaza subliminal de una secesión encubierta escondida bajo el engaño de su “derecho a decidir”; otras proponían la unidad en común de todos los españoles defendiendo la catalanidad que otros más activos y radicales les quieren usurpar. Finalmente, como acostumbra a pasar, todos dimos por desapercibidos la otra manifestación, la más importante, aquella que algunos denominaríamos de la Cataluña silenciosa. Son esa mayoría de ciudadanos que se manifiestan cada vez que se les convoca a las urnas dentro de su propia y libre autodeterminación. Esa parte importante y mayoritaria en la sociedad catalana que es, a la postre, la que decide y sanciona a quienes nos gobierna. Esos que, por el contrario, son los primeros en ser ninguneados y menospreciados por los medios de información propagandísticos públicos y otros privados pero generosamente subvencionados por el gobierno de turno y con el dinero de todos.

El gobierno catalán pese a las advertencias recibidas de todo tipo basadas en la prudencia, ha decidido embarcarse en lo que algunos politólogos han denominado su viaje a Ítaca. A día de hoy, con el presidente Más a la cabeza y presionados por los representantes del nacionalismo independentista más intransigente, han decidido llevar a la Generalitat a un camino sin salida quemando las naves como Cortés con el fin de bloquear la salida o una vuelta atrás. Un conflicto que ella misma ha provocado sin calcular las consecuencias que derivan de esta situación.

Ante estos hechos, desde Ágora Socialista nos vemos en la obligación de llamar la atención al señor Mas y su equipo de Gobierno para  pedirles que rectifiquen y dejen de apoyar  a quienes quieren usurpar el derecho de todos los españoles para complacer a los de una parte; a quienes están provocando irresponsablemente la quiebra de la paz social y la ejemplar convivencia entre los ciudadanos catalanes; a quienes fomentan la ley del silencio amparados tras una bandera y una charlatanería identitaria; y a quienes se sienten importantes sin valorar el daño moral que están causando en el ámbito social cuando están frente a una cámara o a un micrófono rodeados de serviles periodistas más preocupados por su puesto de trabajo que por la búsqueda de la verdad.

Nada hay de nuevo que aportar ni advertir a quienes han dirigido su estrategia política hacia el enfrentamiento y la sinrazón. La experiencia nos enseña que su fortaleza solo crece con nuestra debilidad e indiferencia; sin embargo, hacemos un llamamiento a esa sociedad civil catalana que poco a poco se va involucrando más en la defensa de sus intereses ciudadanos, que no se deje llevar por el ruido ni por la propaganda televisiva. Todos tenemos la ineludible obligación de romper el silencio cómplice. Todos hemos de defender los derechos y libertades que tanto nos costó conseguir. Sin embargo, no caigamos en la tentación de equiparar a quienes utilizan estas prerrogativas para diferenciarse de quienes no comparten sus ideas identitarias, en contra de los que buscamos la igualdad y la justicia social vivamos donde vivamos.

Lamentamos la actitud y las últimas decisiones que se han tomado por parte de la dirección de los socialistas catalanes apoyando una ley de consultas que, aunque su desarrollo legal pudiera no entrar en contradicción con la normativa constitucional, todos sabemos que el espíritu con que se ha creado solo busca la provocación y el enfrentamiento con el Estado, rehuyendo del consenso y del bien general.

La amenaza soberanista en Cataluña no va a desaparecer accediendo a las peticiones de más autogobierno de los partidos más exacerbados. Tampoco se calmarán las exigencias de asociaciones como la ANC promoviendo iniciativas claramente pro golpistas hasta que consigan sus objetivos principales, siendo el más importante la legalización de un referéndum que conculca el derecho de todos los españoles en favor de una parte de estos.

Por otro lado, agradecemos la actitud de colaboración que han tenido importantes dirigentes del PSC como la compañera Carme Chacón así como la de otros partidos políticos de carácter no identitario participando en la celebración de la Diada en Tarragona. Lo mismo que la del compañero Josep Borrell en Lleida durante la presentación de Sociedad Civil Catalana. Es nuestro deseo que en la próxima manifestación convocada por SCC con motivo del 12 de Octubre, la fiesta de todos los españoles, dicha representación socialista aumente enormemente, señal inequívoca del retorno al camino correcto. Dicho comportamiento nos reconforta y nos da fuerzas para seguir en la lucha y en la confianza que el PSC vuelva a representar a su votante más fiel. En definitiva, aquel ciudadano en Cataluña que siempre ha defendido:

1- Una verdadera justicia social que garantice el digno reparto del trabajo como de la riqueza y sea inflexible en la lucha contra el fraude.

2- Por la defensa de la Constitución y del Estatut compatibles con la formación de un Estado federal.

3- Por el rechazo al intento de secesión escondido bajo el engaño del “derecho a decidir”.

4- Por un PSC libre de hipotecas nacionalistas o en su defecto por la reactivación de la Federación Catalana del PSOE.

   LA JUNTA DE ÁGORA SOCIALISTA. SEPTIEMBRE DEL 2014

 

 

 

Anuncios