Ya hay un “choque de trenes”. Pero es interno al soberanismo.

En efecto, CDC y ERC han llegado a una situación de ruptura que parece insuperable, según me informa una alta fuente de ERC. Para salir del pozo de la fallida consulta, Mas quiere una coalición electoral que él mismo encabezaría, con Junqueras de número dos. ERC (como la CUP e Iniciativa) lo encuentran “inadmisible”… Una fuente de CDC me confirma la información expuesta. “No veo ninguna solución posible. Habrá elecciones, las ganará ERC, Junqueras será presidente de la Generalidad, formará un gobierno horrible y continuará dominado por un inmenso maximalismo. El bajón de Cataluña y del catalanismo posible será espectacular, irrecuperable”.

Clicar para leer a Alfons Quintá en Crónica Global 3/10/2014

Anuncios