El fundamentalismo identitario, el fundamento de la CUP

La CUP entró por la puerta grande en el Parlamento catalán en las pasadas elecciones autonómicas. Y no sólo por el éxito de entrar con tres diputados. Tras su estreno en el debate de investidura, aquel 21 de diciembre de 2012, el portavoz de la CUP fue afectuosamente felicitado por parte de las fuerzas políticas nacionalistas, las que han gobernado en Cataluña desde que hay democracia, las de la hoy llamada casta catalana.

Clicar para leer texto a Víctor Francisco Bermúdez en Crónica Global

Anuncios