Juan Carlos Rodríguez Ibarra: Siempre igual.

Hasta ahora, cada reivindicación nacionalista ha sido atendida por el Estado con más o menos presteza, con el resultado de que, conquistada la demanda, la misma ha sido amortizada rápidamente y se ha vuelto a subir la apuesta nacionalista. En esta ocasión, la Generalitat y quienes la secundan han ido a por todas. Tendría mucha guasa que el final de esta historia fuera como ha sido siempre, es decir, un paso más en la singularidad de quienes pretenden ser distintos para tener más.
Clicar para leer artículo completo en El Confidencial

Anuncios