Sergio Fidalgo: Antes rota que roja

No importa que los pacientes se rebelen porque la derecha les esté destrozando la sanidad, o que el Govern esté dinamitando el futuro de las futuras generaciones con una educación pública cada vez más deteriorada. Que los bancos se forren a costa de los presupuestos públicos ni que los inversores buitres se queden con todo por cuatro duros. O que despidan a la gente con indemnizaciones de risa. O que haya niños que pasen hambre y familias que tengan que recurrir a la caridad organizada. A la izquierda catalana solo le interesa la banderita estelada, la cosa patriótica y engañar a la gente con el argumento falaz de “con el nuevo estado un nuevo futuro esplendoroso será construido en paz y armonía por las clases populares y se creará una sociedad más justa”.
Clicar aquí para leer en Crónica Global> 1/7/2014

Anuncios