Las 10 crisis del PSC. Mª Jesús Cañizares en ABC> 15/6/2014

La aventura soberanista, que comenzó con el Estatut de 2006, ha hundido el socialismo catalán… A mayor implicación en el proceso soberanista catalán, peor resultado electoral. La apuesta del PSC por un nuevo Estatuto en 2006 y por el derecho a decidir en 2012 se ha traducido en un hundimiento electoral y en un cisma interno que, tras el abandono de Pere Navarro, incapaz de poner orden en el socialismo catalán, necesita de un nuevo líder que sepa equilibrar las distintas sensibilidades del partido. Repasamos en diez puntos las crisis vividas por el PSC en los últimos ocho años:
1. La ruptura del tripartito y el adiós de Maragall. Elaborar un nuevo Estatuto de Autonomía que otorgara más competencias a Cataluña se convirtió en el proyecto estrella del primer tripartito (PSC-ERC-ICV) presidido por Pasqual Maragall. Sin embargo, el “no” de los republicanos a un texto que consideraban insuficiente obligó a Maragall a romper con sus socios y adelantar elecciones.
2. El aparato del PSC impone a Montilla. El partido, presionado por el PSOE, forzó la renuncia de Maragall a ser candidato de nuevo e impuso a José Montilla como presidenciable en las elecciones de 2006. Para Ferraz, su perfil poco soberanista era el adecuado, pero Montilla logró “in extremis” renovar el pacto tripartito tras un revés en las urnas. Era en principio de la debacle electoral socialista.
3. Manifestación independentista y pérdida de la Generalitat. Tras la sentencia del Tribunal Constitucional, que recortó el Estatuto, Montilla participó en una manifestación de protesta rodeado de banderas independentistas. El PSC perdió las elecciones autonómicas de 2010. Nuevo descenso de votos y relevo en el liderazgo del PSC en favor de Pere Navarro.
4. El derecho a decidir en el programa electoral y llamada al orden del PSOE. Una vez más, el PSC intenta demostrar que también aglutina sensibilidades soberanistas y, tras una corta legislatura -Artur Mas adelanta elecciones para someter a votación su proyecto secesionista- incluye el derecho a decidir en su programa para las autonómicas de 2012. El PSOE, indignado, le llama al orden y fuerza un acuerdo en el Congreso Territorial de Granada. Navarro promete desmarcarse de la consulta sobre el Estado propio que impulsan CiU y ERC, socios en esa legislatura.
5. Cinco diputados díscolos. La votación de una declaración de soberanía en el Parlamento catalán en enero de 2013 se salda con la indisciplina de voto de cinco diputados -Joan Ignasi Elena, Núria Ventura, Àngel Ros, Marina Geli y Rocío Martínez Sampere. que se niegan a votar en contra. El sector crítico del PSC, identificado con el ala soberanista, se hace fuerte y amaga con fracturar el partido.
6. La marcha de Ernest Maragall. La decisión del ex consejero de Educación y hermano de Pasqual Maragall, de formar un nuevo partido, supone un fuerte golpe para Navarro. Meses después formaría parte de la lista electoral de ERC en las elecciones europeas. Miedo al efecto llamada, pues otros ex consejeros del tripartito firman manifiestos contra la dirección del PSC y se inscriben en plataformas soberanistas.
7. Indisciplina de voto en el Congreso y cese de Zaragoza. En octubre de 2013, la rebelión de los socialistas soberanistas se hace extensiva al Congreso, donde 14 diputados del PSC se abstienen en la votación de una moción de UPyD contraria al derecho a decidir. Un mes antes, José Zaragoza, ex secretario de organización del PSC y ex hombre fuerte del partido, abandona la ejecutiva federal del PSOE por su implicación en el caso de espionaje de la agencia Método 3.
8. El alcalde de Lérida deja su escaño. Uno de los hombres fuerte en el territorio, el alcalde de Lérida, Àngel Ros, uno de los cinco diputados díscolos, deja su escaño un día antes de que, en enero de 2014, en el Parlamento catalán se someta a votación la petición de transferencia de las competencias para celebrar referendos. Tres diputados, Geli, Ventura y Elena, vuelven a incumplir la disciplina de voto.
9. Diez dirigentes del PSC en Gerona abandonan. En abril de este año, diez miembros de la ejecutiva de la Federación del PSC en Girona dimiten por sus diferencias con Navarro. Entre ellos destaca el histórico Joaquim Nadal.
10. Elecciones europeas y dimisión de Navarro. Nueva debacle electoral, esta vez en las europeas del 25 de mayo. El PSC pasa de los 708.888 votos de 2009 a 357.178 votos en 2014, lo que le relega de la primera posición a la cuarta. Navarro se niega a dimitir, pese a que, dos días después, diputados socialistas en la Cámara catalana le piden que cese. Convoca al Consejo Nacional para abrir una nueva etapa en el partido, pero la dimisión llega antes.

Anuncios