Vuelve el Soneto diario de Jesús Royo Arpón

Nazario, mítico dibujante del cómic underground barcelonés, denuncia a sus vecinos de la plaza Real por el humo que desprenden sus fumatas.

El dibujante mítico Nazario
de aquellos psicodélicos setenta
de Barcelona, anárquica y mugrienta,
que salía de pronto del armario,   

de aquel Makoki cibertabernario,
y los días de encante y de reventa,
y de la Rambla chunga y fraudulenta,
y el dedo de Colón, autoritario…

Todo eso nos sirvió Nazario en vena.
Luego fue la cochambre, y fue la pena,
y hoy, viejo, es quizá un juguete roto.
Se queja de que en el piso de abajo
fuman porros y cáñamo a destajo,
y el municipio no les pone coto.

2.5.2014

Anuncios