Fascismo posmoderno y nacionalismo

Pero, y en Cataluña, ¿qué tipo de fascismo estamos sufriendo actualmente? Partiendo de un sesgado nacionalismo, de carácter fuertemente identitario, reduccionista, vulgar, inculto, manipulador, de clientelismo, xenófobo y excluyente… En Cataluña, debido a esta alucinación colectiva que vivimos, hemos vuelto a las banderas, a los falsos signos identitarios, a la Historia mistificada, a las manifestaciones populares instrumentalizadas por el poder político, al clientelismo de medios de comunicación y artistas e intelectuales, al estruendo, a la incitación a la violencia, etc.
Clicar para leer a Pau Guix en Cronica Global> 11/5/2014

Anuncios