El disparatado voto del señor Cayo

El apoyo de IU al supuesto «derecho a decidir» de Cataluña no parece responder a una ideología de izquierdas que cree en la igualdad de todos los ciudadanos. Aceptar que unos ciudadanos tienen más derechos que otros y además van a decidir sobre la vida de esos otros no parece responder a criterios de igualdad, es avalar el derecho de una parte a decidir sobre un todo y eso tiene poco de democrático. No parece haber evaluado como afecta a la clase trabajadora esa «independencia» que pretenden los nacionalistas; no hay nada que guste más a los «mercados» que dividir y debilitar a los trabajadores.

Clicar aquí para leer a Vicente Serrano en Crónica Global