Felicitación y lamento del pueblo gitano, el pueblo hermano!

       

 

 

2013, Jekh bersh buter tchorró

 

El año que termina ha sido un mal año para todos, para los gadchés y para los gitanos. La crisis, el paro, la economía, los desahucios, la violencia indiscriminada, las agresiones a las mujeres, las guerras civiles en tantos lugares del mundo, los ataques terroristas en escuelas y centros públicos, la rebelión de la naturaleza…

 

 

Y contra nosotros, los gitanos, además de todas las calamidades que afectan a la sociedad en su conjunto, hemos padecido a los racistas que se han manifestado en este fenecido año 2013 de la forma más cruel y asesina. Los grupos violentos de extrema derecha, los herederos del nazismo y del fascismo de mediados del siglo pasado, los que dicen sin pudor que “posiblemente Hitler mató a pocos gitanos” han logrado que como antaño tengamos miedo por nuestros hijos y por nuestros nietos.

 

2014, Jekh bersh vash-i sunipen

 

Deseamos que 2014 sea un año para la esperanza. Donde impere la ley que conforman los Estados de Derecho. Un año donde prime el principio de que “nadie es más que nadie” si todos respetamos la dignidad de que estamos revestidos por el solo hecho de haber nacido. Un año donde reine la cordialidad frente a la intolerancia, la fraternidad frente a la indiferencia y el amor frente al odio.

 

Un año en el que unos y otros podamos decir con un brillo de autenticidad en nuestras miradas:

 

Todos los “gadchés” son mis hermanos

Todos los gitanos son mis hermanos

 

Te aven baxtalé, amalé, phrala thaj phenia