Demolición de principios. Hartazgo silencioso

Asistimos a una demolición controlada de principios. La insolidaridad se ha adueñado de las empresas. La solidaridad es una especie que parece en extinción. Los valores han abrazado el economicismo. Todo se mide en rentabilidad, pero no en rentabilidad social. Lo privado está exaltado hasta el anacronismo. Lo público se asocia al despilfarro. La diferencia entre lo privado y lo público legitima las más obscenas diferencias…

Clicar para leer a Carlos Carnicero en su Blog el 1 de Julio, 2013

Anuncios