La imprescindible alianza entre el PSOE e IU

La imprescindible coalición PSOE e IU podría en los comicios de las municipales derrotar al PP, incluso coaligado éste con UPyD, según señala la encuesta. Algo similar sería viable respecto al Gobierno autonómico de la región de Madrid, aunque la encuesta citada se refiera sólo a la capital de España. De producirse el doblete madrileño, el Gobierno de la derecha precipitaría su caída.

Enric Sopena en El Plural> 15/5/2013  

En medio de la tormenta de encuestas escasamente favorables al PSOE, el sondeo de Metroscopia -publicado hoy en El País- viene a ser reconfortante cual agua de mayo. San Isidro parece que se ha permitido este año un giro hacia la izquierda, tras 26 años populares, descontento tal vez al conocer que el Ayuntamiento de Madrid está ahora en manos de Ana Botella.

Un centrista de petiminí: Sin necesidad de pasar por las urnas, arropada por su marido, el ínclito José María Aznar, y por Alberto Ruiz Gallardón -un centrista de pitiminí- la alcaldesa Botella, ejemplar inane, da la impresión de que se ha metido en un previsible naufragio. Hay que estar, sin embargo, con el ojo avizor porque conviene no olvidar que en 2003 ocurrió lo que ocurrió no en el Ayuntamiento madrileño, sino en la Comunidad de Madrid gracias al tamayazo.

A por el doblete madrileño: La imprescindible coalición PSOE e IU podría en los comicios de las municipales derrotar al PP, incluso coaligado éste con UPyD, según señala la encuesta. Algo similar sería viable respecto al Gobierno autonómico de la región de Madrid, aunque la encuesta citada se refiera sólo a la capital de España. De producirse el doblete madrileño, el Gobierno de la derecha precipitaría su caída.

Juntos ambos partidos: Sea como fuere, lo cierto es que -como sucede muy positivamente en Andalucía- el PSOE e IU deberían hacer, y pronto, una exhibición pública de su alianza. Juntos ambos partidos, la izquierda global en su versión de centro izquierda y de izquierda más radical contribuiría con adecuada potencia a frenar de una vez el neoliberalismo de la derecha y a recuperar el Estado del Bienestar y la democracia diluida a lo largo del mandato conservador.

El fin del comunismo: Durante la transición, y luego también, la suma de socialistas y comunistas funcionó con mucha eficacia. El PCE/PSUC se debilitó por cuestiones internas, por la caída del muro de Berlín y por el fin formal del comunismo. Las vicisitudes del PCE y de IU fueron muchas, pero en la actualidad quien anda cada vez más a trompicones tiende a ser el PSOE/PSC. Pues bien, unos y otros se necesitan en la presente coyuntura, más allá de las siglas. Lo que cuenta para los ciudadanos no son las siglas, sino los contendidos doctrinales y políticos para rehacer el tejido económico, social, educativo y sanitario, sobre todo.

La mano derecha de Rubalcaba: Elena Valenciano, la mano derecha de Rubalcaba, subrayó hace unos meses las conveniencias de un pacto entre PSOE e IU, poniendo como modelo Andalucía. En ELPLURAL.COM, coincidimos básicamente con esa entente. Probablemente es lo que están deseando millones de ciudadanos progresistas, indignados ante la crisis y los dimes y diretes de aquí y de acullá. Juntos podemos acabar con la hegemonía reaccionaria del PP y rescatar además la sensibilidad social y democrática de la mayoría de los españoles.

Enric Sopena es director de ELPLURAL.COM

Anuncios