Catalunya, en Europa. La descomposición de CiU

No se trata sólo del impacto sobre la ya difícil estructura política de la UE, ni de los posibles efectos de contagio en regiones como la Padania y otras. La independencia de Catalunya es un factor desestabilizador en si mismo…

Francesc Moreno en El Debat> 17/4/2013 

1.Catalunya y Europa: Que Europa no iba a apoyar el proceso soberanista catalán era una evidencia desde siempre. No obstante esta realidad ha sido reiteradamente negada por el nacionalismo catalán. Se ha querido vender que la independencia de Catalunya era un proceso sin contraindicaciones. Que Europa nos esperaba con los brazos abiertos y la economía no se resentiría, al contrario, en una Catalunya independiente ataríamos los perros con longanizas.

Pero la realidad es terca y la propaganda sólo puede maquillarla durante un tiempo limitado. Las repetidas tomas de posición de personalidades y organismos de la UE, la última del Comité de Regiones, considerando los procesos segregacionistas como un asunto interno de los países afectados y reiterando que cualquier nuevo país deberá solicitar de cero el ingreso en la UE y cumplir con todos los requisitos, incluida la unanimidad, han ido haciendo mella hasta el extremo que Duran i LLeida ha declarado con toda rotundidad que Europa no ve con buenos ojos la independencia de Catalunya citando expresamante a Alemania, Francia, Gran Bretaña e Italia como países especialmente contrarios.

¿A alguien medianamente sensato le extraña que una Europa en plena crisis no quiera ni oir hablar de procesos independentistas? No se trata sólo del impacto sobre la ya difícil estructura política de la UE, ni de los posibles efectos de contagio en regiones como la Padania y otras. La independencia de Catalunya es un factor desestabilizador en si mismo, pero también por el expansionismo inherente a la reivindicación de los «Paisos catalans».

Como la realidad se va imponiendo ya puede vislumbrarse una segunda línea de defensa por parte de los independentistas. Si salimos de Europa no pasa nada. Como en la fábula, si no puedo llegar a cogerlas, las uvas están verdes. El oportunismo hace que los que eran fervientes europeistas se sumen a la ola antieuropea que no para de crecer gracias a las políticas de austeridad impuestas desde Berlín y a la falta de avances significativos en la creación de una Europa federal.

Pero algo hemos avanzado. La mentira que nos decía que tras la declaración unilateral de independencia Catalunya sería un país de la UE sin más trámite ha pasado a la historia.

2. La descomposición de CDC: Las aguas bajan revueltas en CDC. La salida de Recoder del gobierno y de la política ya fue un síntoma de que no todos los militantes, y menos los votantes, comulgaban con la deriva soberanista impuesta por la dirección. Pero el malestar lo expresaban pocos y en privado. El mal resultado electoral y la caida constante en las encuestas es otro factor de malestar.

La imputación de Oriol Pujol y la pelea por la sucesión han acelerado los conflictos. Aunque la salida de Oriol Pujol era muy deseada por la mayoría de barones, su poder cortocircuitaba a todos y su sustitución en falso en el Grupo parlamentario y en el partido ha avivado las críticas internas. Pero la gota que colma el vaso la hemos tenido con las declaraciones de Gordó, Conseller de Justicia, rectificadas en toda regla por parte de Homs, en relación con la necesidad de pactar la consulta con el estado y hablar de su posible aplazamiento.

¿Pueden seguir en un mismo gobierno dos Consellers con discrepancias radicales sobre el tema central del programa de gobierno? ¿Pueden seguir en el mismo gobierno dos consellers en guerra directa por ser el sustituto de Mas?

Ya no se trata sólo de enfrentamientos con ERC o con Unió. Las discrepancias llegan y se hacen públicas en el corazón del gobierno. Es la propia guardia pretoriana de Mas la que anda a la greña con la vista puesta en su sucesión.

La situación es insostenible. Lo lógico serian elecciones anticipadas. Pero las malas previsiones de CiU y la falta de un líder alternativo a Mas sólo dejan dos alternativas: la confrontación con el estado y la consulta del bracito de ERC en 2014, si o si, como ha dicho Homs, o aprobar los presupuestos con el voto favorable del PP ya que no es suficiente de un solo grupo parlamentario, y condicionar la consulta a un acuerdo con el estado. Curiosamente Oriol Pujol el heredero natural que tenía prisa, prefiere ahora esperar para hacer la consulta y, por tanto para el relevo de Mas, a ver si, mientras tanto, consigue la libre absolución.