Reuniones históricas de las cúpulas de CDC y de CiU

“La cuenta atrás de la liquidación política de Artur Mas ha empezado, así como el del fin de la política de enfrentamiento permanente con el gobierno central”, me dicen separadamente dos miembros de la Comisión Ejecutiva de la Federación de CiU que asistieron a una histórica reunión de este órgano supremo de la federación, celebrada el lunes por la mañana…

Alfons Quintà en El Debat> 19/2/2013 

Previamente se había celebrado una reunión de la dirección de CDC, formada por la cúpula suprema del partido. Había sido solicitada por Felip Puig.

Desde el inicio de la segunda reunión, la de la Comisión ejecutiva de la federación, Mas aparecía muy tenso, como nunca se lo había visto, debido al contenido de la reunión inmediatamente precedente. Se sentó flanqueado por Jordi Pujol y Oriol Pujol, pero físicamente estaban muy distantes, a más de un metro.

Jordi Pujol y Duran insólitamente unidos: El dato más importante es la total coincidencia de criterios entre Jordi Pujol y Josep Antoni Duran Lleida respecto a que “se tenían que abrir vías de diálogo con el PP y el PSOE” a nivel de Estado. No usaron la expresión “La Moncloa” o “Gobierno español” o “Mariano Rajoy”. Esta precisión y todos los textos que se reproducen entre comillas en esta información corresponden estrictamente a las dos fuentes indicadas, excepto si se indica lo contrario.

Aquella afirmación logró un total consenso, a pesar de la presencia de “talibanes”, como Francesc Homs, el principal colaborador de Mas, “especie en vías de extinción”, dice una de las fuentes. También hubo consenso respecto a que “por este camino no podemos seguir”, “no podemos continuar con la dinámica actual”, “hay que cambiar de enfoque” y “no tenemos ninguna perspectiva de crecimiento electoral”.

Por parte de Pujol padre y Duran el mensaje a Mas era claro, añade una fuente: “tú (Mas) para respecto al gobierno central y pídele a Rajoy que él también pare. No tenemos ninguna otra solución. Pujol como padre y Duran como aún presidente de la comisión de Asuntos exteriores de las Cortes. Pero Mas ha ido demasiado lejos y parar quiere decir caer de su enloquecida bicicleta, dejando la presidencia de la Generalitat y seguro que también el partido. Esta es la cera que quemaba el lunes y quema ahora”.

El fantasma de la encuesta del CEO: “Había un fantasma que se paseaba por la sala: era el de la encuesta de previsión de voto efectuada por el Centro de Estudios de Opinión (CEO)” de la propia Generalitat, me dice una de las fuentes. Esta encuesta ha sido objeto de una primicia por parte de este diario digital en el sentido que, en cuanto a intención directa de voto, acreditaría una superación de CiU por ERC, un hecho histórico e inédito.

Aquel “fantasma”, al que no se aludió expresamente, era conocido con varios grados de precisión por los asistentes. Muchos no tenían una certeza absoluta porque todavía se está “cocinando” en la Presidencia de la Generalitat.

Puig ganando, Gordó y Martorell mal: Otro “fantasma” que recorría la sala eran las informaciones que había hecho llegar a la dirección de CDC Felip Puig, respecto a que habría sido objeto de un informe – parece que posterior a acciones de posible interés judicial —según reconoció hace pocos días el propio Puig, afirmando que incluso tendría un ejemplar.

Un medio de comunicación se refirió a que los presuntos responsables, en la condición que fuera, de aquel informe podrían ser el conseller de Justicia, Germà Gordó y el director general de Prisiones y antiguo jefe de seguridad del Barça, Xavier Martorell. Con una buena dosis de astucia, por no decir de ironía, hace días Puig dijo que esperaba que Gordó y Martorell iniciaran una acción judicial, cosa que han hecho. El futuro dirá si la mantienen o la impulsan tanto cómo puedan. Aparte de esto, la cohesión de CDC y del gobierno de la Generalitat es modélica, podría decir el surrealista Francesc Homs. ¿Alguien se lo cree?

De tríadas a dúos: En todo caso, nadie puede decir que Gordó o Martorell, ambos muy cercanos a Mas, pasen un buen momento dentro del partido, donde la fuerza de Puig (viejo y fiel seguidor de Jordi Pujol) es inmensa. Nadie conoce la estructura del partido y los militantes como Puig, que fue un incansable secretario general adjunto, siempre al servicio de Pujol. La tríada antagónica ha pasado a ser un dúo, porque de Oriol Pujol, se espera una inminente imputación formal. La otra tríada antagónica también ha pasado a ser un dúo (Mas y Homs) porque Gordó parece irrecuperable.

Ahora bien, en cuanto a alianzas, la gran noticia es el acuerdo total entre Pujol padre y Duran. No había precedentes, excepto uno de enorme: estuvieron encantados de que Miquel Roca Junyent abandonara la política, o como mínimo la dirección de CDC.

El miedo de ser engañado por ERC: Otro tema que merece consideración especial es el acuerdo de la CDC de Mas con ERC. En la reunión dominó el criterio de que ERC tenía que asumir del todo los recortes, muy en especial los sanitarios así como aprobar los presupuestos que Mas presente.

Finalmente, CiU ve que ERC juega a la “puta y Ramoneta”, actitud en la cual Jordi Pujol sobresalió. Cambiarlo es más fácil de decir que de hacer, porque ERC tiene presiones internas contra los recortes y también sabe que si las apoya dejará de poder aspirar a ganar votos. De su actual Cielo pasaría a compartir el infierno preelectoral con CiU. Aun así, ERC está en el medio de una “contradictio in terminis”, que decían los clásicos. La de querer disfrutar del pastel del poder sin pagar por las malas acciones de este.

“Quieren la cabeza de Mas”: Otro elemento a destacar es que los análisis y críticas de Duran y Pujol no eran sólo puntuales, ni circunstanciales. “Quieren la cabeza de Mas” me dijo una de mis dos fuentes. En el caso de Pujol, ahora renacido como un entusiasta del diálogo con “Madrit” también quiere “salvar al soldado Oriol Pujol”.

En este orden de temas se sitúan los cómicos gestos de la Generalitat para poner a los Mossos d’Esquadra en la investigación sobre el embrollo microfónico. Empezó su brazo armado informativo, hablando, sin temor a dar risa, “de invasión de competencias” por parte de los cuerpos de seguridad del Estado. Después también ha añadido su grano de arena Joana Ortega, que no parece que se entere de nada. A ver si su viejo y buen amigo Duran la pone al corriente. En alemán, ridículo, como adjetivo, es “lächerlich”.

Golpe de estado: Mientras escribía sobre este inmenso tema, inicio de un nuevo paradigma, he hablado con dos otras fuentes, ambas de CDC, que me han confirmado su veracidad. Una ha añadido que “si Jordi Pujol y Duran Lleida se pronunciaron en una reunión tan amplia es porque querían que trascendiera a la militancia, cosa inevitable y en vías de materialización. Ahora veremos qué contrafuego genera Mas. Lo tiene difícil. Quizás ni Homs, que ya ha apreciado la seriedad del combate, le querrá encender otro fuego.” En todo caso, todas las fuentes creen que toda solución pasa por sustituir a Mas, cosa que no será fácil y requiere una política de alianzas amplia y radicalmente diferente.

Golpe de estado en partido: A una de las fuentes con quien he hablado, a la cual le interesa, como a mí, la historia, le he dicho si no encontraba una analogía formal con el genial golpe incruento que dio Dino Grandi, el 25 de julio del 1943, contra Mussolini. Lo he pensado sin querer hacer la más mínima insinuación de fascismo contra CDC o CiU, ni de totalitarismo, ni que aquí haya ninguna guerra abierta, ni Mas haya matado nunca a nadie. La única similitud es la de estar dentro de un partido y contra un líder que estaba en las nubes. O lo hacía ver. El principio de la realidad le sacará el sueño de creerse Moisés.

Soy mucho más respetuoso con todo el mundo y con el derecho al honor de las personas que no los corsarios defensores de Mas en Internet que me han acusado de todo. No ser cómo muchos de ellos es un placer y un honor.

La fuente me ha contestado “tienes razón”. Los aficionados a la historia podrán pensar un poco, mientras se acerca el final del que, sin duda, ha sido una pesadilla. Hay que ponerlo dentro de un saco y ligarlo bien.

Anuncios