85 diputados, el 40% del censo, aprueban una resolución chapuza

No me extraña que el escrito reivindique el legado de Reventos. Reventos, y después Obiols y Nadal son los principales responsables de los mayores y más sonados fracasos del socialismo catalán, en unos momentos históricos en que el socialismo estaba en horas altas, y no como ahora. Siempre han sido nacionalistas desubicados, cabreados porque a pesar de sus esfuerzos por subordinar el PSC al nacionalismo catalán solo obtenían del Pujolismo el consabido insulto de traidores.

Francesc Moreno en El Debat> 24/1/2013 

Finalmente 85 diputados, representativos de 2.100.000 votos incluyendo los votos de la CUP, de un total de 5.413.000 electores, es decir, menos del 40% del censo electoral, han dado su apoyo a una resolución contradictoria, ambigua, improvisada y que contiene falsedades históricas de relevo. La resolución tampoco obtuvo los dos tercios del Parlament necesario para cualquier reforma estatutaria.

Empezaré por el preámbulo. El repaso histórico que se hace es de vergüenza ajena. No contentos con que la guerra de Sucesión se convierta en guerra de Secesión, ahora resulta que la guerra civil española fue una guerra contra Catalunya, y que el pueblo de Catalunya resistió activamente a Franco. No todos los catalanes, ni mucho menos, estuvieron junto a la República y Franco murió en la cama. Dentro de unos años, cuando ya no queden supervivientes, nos explicarán que la Guerra civil fue una guerra de España contra Catalunya. De hecho este falseamiento de la historia ya se está produciendo como denunció el historiador inglés John Elliot hace pocas semanas. Ya decía Orwell que un rasgo común a todo nacionalismo es reescribir la historia. La mayoría abrumadora de muertos y represaliados por la guerra civil y el franquismo lo fueron por rojos y no por nacionalistas. Por favor esperen que estén todos muertos para falsear la historia y explicarla según sus intereses.

El texto contiene una contradicción fundamental. Se habla del derecho a decidir y aunque se eliminó la mención expresa al estado propio en el seno de la UE, toda la resolución toma partido a favor de la opción independentista, prejuzgando la decisión que en su caso tomarían los catalanes.

La resolución es fruto de la improvisación, como lo es todo el proceso iniciado por Más el día 12 de septiembre. No hay detrás ni un debate serio, ni información contrastada de efectos, problemas, ventajas e inconvenientes. Sólo tecnicismo político del peor estilo.

Además entre los partidos que lo han apoyado hay divergencias notorias y explícitas sobre el modelo que defienden. Unió, ICV y una parte de CDC no se declaran independentistas.

Navarro se moja: Finalmente el tambaleante primer secretario del PSC ha decidido jugar fuerte y ha optado por el no. Cinco diputados de su formación no han votado rompiendo la disciplina de voto.

Evidentemente aplaudo esta decisión. Ya era hora que el PSC aparcara sus complejos y no apoyara la chapuza de Mas. Veremos si los 85 socialistas -supongo que un gesto de complicidad a los 85 diputados del Si – que han apoyado a los díscolos acaban saliendo del PSC o se quedan porque todavía aspiran a ganar a Navarro en unas primarias.

No me extraña que el escrito reivindique el legado de Reventos. Reventos, y después Obiols y Nadal son los principales responsables de los mayores y más sonados fracasos del socialismo catalán, en unos momentos históricos en que el socialismo estaba en horas altas, y no como ahora. Siempre han sido nacionalistas desubicados, cabreados porque a pesar de sus esfuerzos por subordinar el PSC al nacionalismo catalán solo obtenían del Pujolismo el consabido insulto de traidores. Cuando los catalanes no nacionalistas y el Gobierno del PSOE les daban cargos, poder y prebendas estaban calladitos disfrutando de la vida y purgando del PSC a los que no pensaban como ellos. Porqué ellos ganar, nunca han ganado nada. Usufructuar la fuerza de otros sí. Y con gran habilidad.

Un consejo a Navarro. A partir de ahora olvídese usted del debate soberanista y cuando se convoque un referéndum legal ya se posicionará. Y si es ilegal con pedir la abstención es más que suficiente. Dedíquese a los problemas de los catalanes. Con propuestas concretas, plan de lucha contra el paro, apoyo a la empresa, eliminación de organismos inútiles, nueva ley electoral y de partidos, ley de transparencia, reforma de la financiación autonómica, nueva normativa de desahucios, freno al desmantelamiento de la sanidad pública, etc. Y apoye a una transformación en dirección federal de Europa. Un pasaporte europeo seria el objetivo.

Yo respeto que quien crea en la independencia trabaje para conseguirla. Pero los que no creemos ni en las bondades económicas, ni en las políticas de la independencia, aquí y ahora, no tenemos porque seguir perdiendo el tiempo en un debate eterno para encubrir la inoperancia y la inacción del gobierno. Mientras tanto los jóvenes y no tan jóvenes emigran y la pobreza aumenta con rapidez ante la impasibilidad de los que quieren salvar la patria a base de acabar con los ciudadanos.