Pero ¿Cómo pueden tener tan poca vergüenza?

BLOGPEPE

                              … nos amenazan con un referéndum que no puede ser libre y democrático porque han (de) formado a generaciones enteras de nuestros jóvenes en las escuelas del régimen, cuando llevan décadas manipulando los medios de comunicación que de ellos dependen para que en Cataluña no se visualice más que un soberanismo radical minoritario y ajeno a la realidad del país y cuando mantienen mansamente domesticada a la mayoría de la prensa…  

… Poca vergüenza política, quiero decir. No voy a tratar hoy sobre la inmensa sinvergonzonería de la dinastía Pujol, empezando por el negociete de jardinería que montó la Sra. Ferrusola y ahora presunta cómplice en la evasión de capitales, no voy a hablar de su hijo Jordi a quien su antigua novia acusa de maltratador por negarse a acompañarle en sus viajes a los paraísos fiscales, no diré nada ahora acerca de los más que presuntos enriquecimientos del caso ITV con Oriol Pujol en medio del tinglao ni sobre el hijo pequeño, Oleguer, de quien se dice compró las sedes de Prisa con dinero de paraísos fiscales como Guernsey, Antillas, Luxemburgo y Holanda.

Tampoco quiero decir hoy nada sobre el milagroso enriquecimiento del padre de Artur Mas y de la fortuna que dejó en Suiza al actual honorable President, ni trataré sobre los dieciséis años que ha tardado la (in) justicia en conseguir tapar las granujerías del asunto Pallerols o los años que parece que tardarán en pastelear los casos del  Palau o Pretoria porque de toda esa inmensa y maloliente charca en que han convertido el falso oasis del que presumía el catalanismo, han informado valientemente algunos digitales y el propio blog de Ágora Socialista ya que en los corruptos medios de comunicación amamantados por las subvenciones de la Generalitat, de esas cosas no se habla.

¿Cómo pueden tener tan poca vergüenza? He escrito al principio y me refería a la denominada ‘Declaración de Soberanía del Pueblo Catalán’ que  quieren presentar CiU y ERC, para su aprobación por el Parlament de Cataluña el próximo 23 de enero, desvergüenza que empieza con atribuir soberanía al pueblo catalán cuando la soberanía pertenece al conjunto de los ciudadanos españoles, cuando el llamado pueblo catalán es una gran mentira porque los componentes del Partido Único Catalán (CiU, ERC, PSC, Iniciativa) donde dicen pueblo catalán deberían decir pueblo nacionalista catalán, minoritario por cierto, ya que la inmensa mayoría de los ciudadanos no somos nacionalistas.

¿Cómo pueden tener tan poca vergüenza? diciendo que ‘el pueblo de Cataluña tiene, por razones de legitimidad democrática, carácter de sujeto político y jurídico soberano’ y derecho a decidir pero ocultando que todas esas atribuciones se refieren exclusivamente al ámbito de sus competencias y están limitadas por la Constitución y las leyes porque la legitimidad global como auténtico sujeto político y jurídico soberano y el pleno derecho a decidir es de la totalidad de la ciudadanía española de la que Cataluña es una parte más.

¿Cómo pueden tener tan poca vergüenza? Cuando hablan de democracia pero nos amenazan con un referéndum que no puede ser democrático porque han (de) formado a generaciones enteras de nuestros jóvenes en las escuelas del régimen, cuando llevan décadas manipulando los medios de comunicación que de ellos dependen para que en Cataluña no se visualice más que un soberanismo radical minoritario y ajeno a la realidad del país y cuando mantienen mansamente domesticada a la mayoría de la prensa gracias a las subvenciones que pagamos todos de nuestros bolsillos.

¿Cómo pueden tener tan poca vergüenza? anunciando una hipotética ‘negociación con el Estado español, las instituciones europeas y el conjunto de la comunidad internacional cuando los dirigentes del régimen catalanista saben de sobra que el Estado español, las instituciones europeas y la comunidad internacional no pueden acceder a esa negociación por contraria al derecho internacional, porque ni España ni ningún estado negociará su propia destrucción y porque desde la Unión Europea se ha rechazado reiterada y claramente que como parte de un Estado miembro, no se acepta a  Cataluña como interlocutor.

¿Cómo pueden tener tan poca vergüenza? diciéndonos que ‘se utilizarán todos los marcos legales existentes’ para poder llevar a cabo un referendo secesionista cuando no existe ningún marco legal para ello y cuando en este gobierno, el anterior y los del triparto son más que presuntos gobiernos delincuentes porque, nacidos de la legalidad constitucional, se han saltado la legalidad y la Constitución en no pocas ocasiones.

¿Cómo pueden tener tan poca vergüenza? pretendiendo que Cataluña se convierta en un Estado al margen del resto de España porque la voluntad de Cataluña, dicen, está “por encima de cualquier ley” de España cuando los mismos que hacen tal afirmación deben sus cargos a las leyes y a la Constitución olvidando que contra las leyes lo que queda es fascismo puro.

Concluyendo, que no sólo no pueden tener tan poca vergüenza, es que no tienen ninguna y que además, con la amenaza del imposible independentismo no solamente están tapando las miserables vergüenzas del gobierno de recortes y del aniquilamiento del estado de bienestar, es que además, no están enfrentando la grave crisis económica, están permitiendo que sus consecuencias las paguen los sectores sociales más desfavorecidos al tiempo que acarreando desconfianza e inestabilidad a la economía de Cataluña y de España y pretendiendo que olvidemos que una improbable independencia sólo serviría para alimentar sus miserables ansias de poder y condenaría a la miseria a unas cuantas generaciones de catalanes.

(*) Pepe Castellano fue cofundador del PSC-PSOE, miembro del Consell Nacional, Primer Secretario de la Federación de L’Hospitalet y concejal en dicha Ciudad. Actualmente ha vuelto a militar  en el PSOE y es Secretario de ÁGORA SOCIALISTA.

 

Anuncios