F. Medina en El Plural> Rubalcaba contesta a Rajoy:

… es lo que Rajoy y el PP “siempre han querido hacer y “ahora se están atreviendo a hacerlo con la excusa de la crisis”. Y ha dado una serie de ejemplos, como “la privatización de los hospitales, restar derechos a los trabajadores, recortar las becas…, no es la herencia, es la derecha, las políticas de un gobierno de derechas”.

No recorta por ‘la herencia’, sino porque aplica “con ferocidad” políticas “de derechas”.

El líder socialista se niega a hablar de su futuro, pero anuncia que se implicará “personalmente” y con “un equipo de expertos” en frenar la ley Wert y la privatización de la sanidad.

El secretario general del PSOE esperó prácticamente a que acabara Mariano Rajoy su comparecencia en Moncloa para dar su respuesta, igualmente en rueda de prensa. Un gesto estudiado con el que Alfredo Pérez Rubalcaba parecía buscar tener la última palabra. Y la aprovechó para desacreditar la política de derechas “que con tanta ferocidad” ha aplicado el Gobierno, según él, y anunciar una oposición frontal, tribunales por medio, a algunas de las políticas que ha puesto en práctica el Ejecutivo y que, ha dicho el líder socialista, no se deben “a la herencia recibida”, que ha calificado de “burladero tras el que se esconden los malos gobernantes”, sino a “la política de derechas que siempre quiso ejercer” Rajoy.

Rubalcaba dice sobre el año de Gobierno del PP que ‘no es la herencia, es la derecha’.

“Un año para olvidar, aunque muchos no lo podrán olvidar nunca”

Irónico, Rubalcaba acabó su intervención, antes de dar paso a las preguntas de los periodistas, con un “les deseo un año mejor…, aunque eso no va a ser en esta ocasión difícil”. Antes había hecho un repaso al primer año de la ‘era Rajoy’, “un año –ha dicho- para olvidar, aunque muchos españoles no lo podrán olvidar nunca”. Y es que, según el secretario general del PSOE, “lo que prometió el PP fue un sueño.., o para ser más exactos, un ‘engaño consciente’”.

Un engaño del que, ha dicho, salimos peor, pero no porque el Ejecutivo se haya visto lastrado por “la herencia recibida, el burladero detrás del que se esconden los malos gobernantes”, sino porque es lo que Rajoy y el PP “siempre han querido hacer y “ahora se están atreviendo a hacerlo con la excusa de la crisis”. Y ha dado una serie de ejemplos, como “la privatización de los hospitales, restar derechos a los trabajadores, recortar las becas…, no es la herencia, es la derecha, las políticas de un gobierno de derechas”.

“Nadie espera ya nada del Gobierno Rajoy, si acaso más dolor”

Una situación de la que, según Rubalcaba, “cada vez son más los españoles que se dan cuenta”, y que han llevado a que “ya nadie espere nada del Gobierno de Rajoy; en todo caso, que siga repartiendo dolor, como dice el señor Gallardón”.

Y ante esta situación, el líder del PSOE ha anunciado que más que nunca es necesario “que aparezca una alternativa”. Es a lo que, ha dicho, se va a dedicar a montar su partido a lo largo de 2013; “una alternativa de izquierdas” ha llegado a decir, en la que seguirán haciendo una política de oposición útil. En este sentido ha anunciado que “me voy a empeñar personalmente en frenar la ley Wert y el proceso de privatización de los hospitales públicos que ha empezado en la Comunidad de Madrid”. 

Para este empeño “personal” ha anunciado que va a contar con la asistencia de un grupo de “juristas expertos con mucho vuelo” para recurrir cada uno de los pasos que dé el Gobierno de la Comunidad de Madrid, convencido de que lo que está sucediendo en esta región se va a llevar también a cabo, como se ha anunciado, en otros sitios como Extremadura o Castilla La Mancha. Y ha especificado que cuando gobierne el PSOE, en todo caso, “daremos la vuelta a esta política de privatizaciones”.

Rubalcaba no aclara su posible participación en las primarias

Sobre su posible participación en las primarias que tendrán que elegir al cabeza de cartel socialista, el secretario general del PSOE se ha negado a contestar una, dos, tres y hasta cuatro veces: “no interesa a los españoles”, ha venido a decir. O mejor, a no decir, a pesar de que no son los periodistas, sino los propios dirigentes de su partido, los últimos esta misma semana el presidente del partido, José Antonio Griñán, y el barón castellano-manchego, Emiliano García-Page, quienes le han pedido que aclare su futuro. Pero su negativa a comentar el asunto ha sido, si cabe, más cerrada que en otras ocasiones.

Más claro ha sido sobre la dificultad que prevé para llegar a acuerdos con el Gobierno en estos momentos. El que parece que está en la mesa ahora, y que desde el PP ofrecen, es el de la pensiones. Como hicieron antes otros socialistas, Rubalcaba ha dicho que “si el Gobierno quiere cambiar la actual ley –que se aprobó en febrero de 2011, pero entrará en vigor el próximo día 1 de enero- y contar con los socialistas tendrá que ser con el acuerdo de todos los que firmamos entonces”, y que fueron los dos sindicatos mayoritarios, UGT y CC.OO, y las dos principales organizaciones empresariales, CEOE y CEPYME.

“No preveo ruptura con el PSC”: En cuanto a la situación en Cataluña, y la relación entre el PSC y el PSOE, Rubalcaba ha reconocido que tiene una “coincidencia básica” con el Gobierno en que ambos quieren “que Cataluña siga siendo parte de España”, y en este sentido ha mostrado su disposición a hablar con el PP y con el resto de partidos políticos, porque cree que “lo que ha faltado en este asunto ha sido diálogo”. Igualmente se ha mostrado esperanzado a que el Gobierno, -“por primera vez se lo he oído decir a Rajoy”, ha comentado-, acepte revisar algunos aspectos de la Constitución.

 En cuanto a la relación con el PSC ha enumerado una serie de cosas que les unen –ser socialistas; el deseo de permanecer y trabajar juntos; que no quieren una Cataluña independiente, sino dentro de España; un concepto federal del Estado…-, pero también ha reconocido una discrepancia sobre el asunto del ‘derecho a decidir’. Aún así, cuando le han preguntado “¿descarta una ruptura con el PSC?”, ha contestado con un convencido: “sí”.