PSC: ¿Federación territorial del PSOE o partido distinto?

        BLOGPEPE            

                          Engañados por el hecho de que, en cualquiera de las dos circunstancias en las que Navarro y otros dirigentes catalanes acuden a los órganos federales socialistas, ya llevamos demasiado tiempo engañados, estafados y traicionados porque no sólo se acoge en casa a los ajenos sino porque…

Artículo remitido por Pepe Castellano (*)

Pere Navarro es el  Primer Secretario del PSC. Acabo de verlo en el telediario junto con los demás miembros del Consejo Territorial del PSOE, órgano que está formado por el Secretario General, los de Organización y Política Autonómica de la Ejecutiva Federal, por los Secretarios generales de todas las federaciones de nacionalidad o región, el de Juventudes socialistas, los Presidentes autonómicos del PSOE, y los líderes del Grupo socialista en el Senado y en la Federación Española de Municipios y Provincias.

Y me pregunto o, más exactamente, pregunto a Navarro y a todos los dirigentes del PSC si su Primer Secretario acude a la sesión de dicho Consejo Territorial en nombre de una federación de nacionalidad del PSOE o bien como dirigente de un partido distinto del PSOE. En el primer caso, los dirigentes del socialismo catalán están engañándose a sí mismos y engañando a la ciudadanía y a sus militantes, sobre todo, a los de sus tribus más nacionalistas y, lo que es peor, los socialistas catalanes se engañan a sí mismos.

Si por el contrario, se acude al Consejo Territorial como miembro de un partido distinto, los engañados seríamos la inmensa mayoría de los demás ciudadanos españoles y todos los militantes del resto del PSOE. Engañados por el hecho de que, en cualquiera de las dos circunstancias en las que Navarro y otros dirigentes catalanesacuden a los órganos federales socialistas, ya llevamos demasiado tiempo engañados, estafados y traicionados porque no sólo se acoge en casa a los ajenos sino porque son ya demasiados años y muchas elecciones en Cataluña en las que se nos ha “representado” por esa federación o ese partido que, a pasos agigantados, se ha separado del proyecto surgido con la unidad socialista en Cataluña para integrarse de hoz y coz en el llamado Partido Único Catalán (P.U.C.) que forman CiU, el propio PSC, Iniciativa y ERC, todos ellos corresponsables del nacionalismo obligatorio que ha relegado al limbo político y situado como ciudadanos de segunda categoría a más de media Cataluña.

Esa federación, o ese partido que otrora fuese troncal en Cataluña y la organización más potente de la izquierda, ese PSC que ocupa tan extraña e inmerecidamente una silla en el Consejo Territorial del PSOE y que hace años que se ha convertido en okupa del espacio socialista en Cataluña, viene repitiendo desde hace tiempo, por boca de sus dirigentes principales (y compartido o tolerado por todos sus cuadros y su militancia), que el PSC es un partido distinto del PSOE lo que me induce a preguntarme o, más exactamente, a preguntar a Pere Navarro y a los demás dirigentes del social nacionalismo catalán que a porqué asisten a los congresos Federales más de un centenar de delegados de todas las organizaciones territoriales del PSC, delegados que participan, en pié de igualdad de los debates, acuerdos y resoluciones con los delegados de las organizaciones del PSOE del resto de España.

A mayor abundamiento y por tanto en forma de interrogantes dirigidas a los mismos destinatarios de las anteriores, debo señalar ahora que en los citados congresos federales, el PSC pide y consigue  tener representantes en la Comisión Ejecutiva Federal y en el Comité Federal así como, cuando los socialistas forman parte del Gobierno central, el PSC pide y obtiene participación en esos gobiernos mediante ministros, secretarios de Estado y demás cargos gubernamentales. Todo ello como si formara parte del PSOE pero sin dejar de decir que son un partido diferente. O sea, la caradura del ancho del embudo y de su mismo cinismo separatista respecto del PSOE cuando alientan o al menos toleran tan reiteradamente, un imposible soberanismo de Cataluña respecto del resto de España, actitudes de mayor complicidad y proximidad con los demás miembros nacionalistas del P.U.C. que no con el resto del PSOE, en una muestra más de las inmensas deslealtades que el PSC viene prodigando contra todas las izquierdas del resto de España y muy concretamente contra el electorado y las izquierdas de Cataluña, lo cual, por cierto, tampoco les ha servido para gobernar la Generalitat salvo en los lamentables períodos de los dos tripartitos encabezados por Maragall y Montilla.

Y es a partir de esas evidencias y del escenario derivado de ellas que, hartos de no tener una representación política e institucional digna de tal nombre, en Cataluña, los cientos de miles de votantes catalanes que acuden fielmente a las elecciones generales, los miles de militantes y simpatizantes socialistas y otros grupos de las izquierdas catalanas veníamos exigiendo que en el territorio y en las elecciones,  pudiésemos contar con la presencia directa de la centenaria Federación Socialista de Cataluña-PSOE, presencia y necesidad a la que diversos grupo de socialistas autónomos con y sin carnets, nos venimos aplicando hace tiempo.

Finalmente, por ahora, quiero añadir que la presencia directa del PSOE en Cataluña tiene el atractivo y la gran ventaja de acabar con el uso indebido de la franquicia PSOE por parte del degenerado devenir del PSC así que, potencialmente, la puesta en marcha de nuevo, de la  Federación Socialista Catalana y a partir de la recuperación de cientos de miles de perdidos votantes, podría contar con un Grupo Parlamentario en La Ciutadella de más de treinta diputados mientras que al PSC tanto en El Congreso como en el Parlament, en su competencia por el mismo espacio con las demás fuerzas nacionalistas, apenas le llegaría para obtener menos de una docena de actas con las que constituir sus exiguos grupos parlamentarios en Cataluña y en el Congreso de los Diputados así que, a un grupo independiente del PSC en Madrid y en Cataluña, la reciprocidad aquí y allá, de diputados de la Federación Socialista Catalana (PSOE), sin intermediarios, y sobre todo, sin sucedáneos más falsos que un billete de trece euros.

(*) Pepe Castellano es militante del PSOE y Secretario de la Junta de ÁGORA SOCIALISTA, fue co-fundador del PSC (PSOE) y Primer Secretario de la Federación de l’Hospitalet, ciudad en la que fue Concejal y Tte. de Alcalde (1980-1987).

Anuncios