Elecciones en Cataluña; Más se empecina

CiU no ha conseguido esa mayoría excepcional que reclamaba para liderar el proceso, es más ha perdido 12 escaños en el nuevo Parlament de Catalunya. Un político de raza, con estos resultados, debería coger los bártulos y marcharse a casa… Estas elecciones también han puesto de manifiesto la debacle del Partido Socialista en Cataluña, perdiendo en la consulta 8 diputados autonómicos, fruto sin duda, de su complejo identitario.

Isidro Carpio en El Correo de Béjar 26/11/2012

Hace escasos minutos que han acabado los recuentos de los votos emitidos en las distintas provincias de Cataluña, de una jornada Electoral presidida por una gran participación ciudadana próxima al 70% de los llamados a votar.

De estos resultados podemos sacar ya conclusiones y la primera que podemos afirmar es que los promotores – C i U – de eso que han dado en llamar “Derecho a decidir” como paso previo a la Independencia de Cataluña, han fracasado y los catalanes no le otorgan el encargo de liderazgo  este proceso. Al menos por si solos como era la pretensión.

CiU no ha conseguido esa mayoría excepcional que reclamaba para liderar el proceso, es más ha perdido 12 escaños en el nuevo Parlament de Catalunya. Un político de raza, con estos resultados, debería coger los bártulos y marcharse a casa, como no es el caso el Sr. Más, quiere seguir pilotando la vida pública de Cataluña, para eso se dispone a pactar, con sus enemigos naturales como es Esquerra Republicana de Cataluña, que han sido los depositarios de los votos que ha perdido la coalición del Sr. Mas. Incluso está dispuesto a pactar con la formación política de reciente aparición en el marco político de Cataluña, como es la Candidatura d´Unitat Popular -la CUP-.

Estas tres fuerzas políticas formarían lo que podemos llamar el bloque “secesionista” y sumarian 74 escaños en el nuevo Parlament, lo que supondría un menor peso político que en la anterior legislatura ya que entonces entre CiU y ERC sumaban 76 escaños.

Habiéndose dado estos resultados, podemos afirmar que el actual Presidente en funciones, ha llevado una vez más a Cataluña a un viaje sin sentido, que lo único que ha logrado es abrir de nuevo heridas ya superadas, dividiendo a la sociedad de Cataluña. La diferencia de votos entre el bloque Constitucionalista y el secesionista no llega a los 100.000 votos.

Estas elecciones también han puesto de manifiesto la debacle del Partido Socialista en Cataluña, perdiendo en la consulta 8 diputados autonómicos, fruto sin duda, de su complejo identitario y de su mensaje ambiguo respecto del mismo, prefiriendo el votante una opción más clara en la defensa de la españolidad, sin que ello cuestione su catalanidad, así Ciudadanos  ha recogido el descontento tanto del militante como del ciudadano, triplicando  este los resultados de su última comparecencia ante unas elecciones, pasando de tres escaños a nueve.

Ante esta debacle del Partido Socialista, que hasta ahora representaba a  la izquierda tradicional, otro de los que se ha beneficiado de esta situación ha sido Iniciativa Cataluña Verdes –ICV- que ha pasado de diez escaños a trece.

Con este reparto de escaños en el Parlament de Catalunya, el Sr. Mas, se compromete tirar hacia adelante su proyecto Soberanista, según manifestaciones realizadas desde el Balcón del Hotel Majestic de Barcelona. Si esto sucediera se enfrentaría a una Cataluña dividida y la vida cotidiana se alteraría de tal forma que los ciudadanos no secesionistas se verían obligados a pedir el amparo del Estado.

Isidro Carpio. Politólogo

Anuncios