Coste económico-comercial de la secesión de Cataluña

Convivencia Cívica Catalana publica un estudio alertando a las empresas de Cataluña del elevado coste que supondría la secesión. El informe introduce en el debate público el llamado efecto frontera. Cuando se separaron la República Checa y Eslovaquia cayó el comercio entre ambos países un 65%. … Además, el estudio pone de manifiesto que, por ejemplo, las empresas de la Comunidad venden más en la Región de Murcia que en Estados Unidos.

La Voz de Bcn el 6/11/2012 

 

Un nuevo estudio de Convivencia Cívica Catalana, que recuerda la gran dependencia comercial de Cataluña con el resto de España, pone de relieve que, en caso de secesión, esta relación se vería afectada en hasta un 20,15% del PIB catalán. Este martes, la entidad ha presentado el informe Las cuentas claras de Cataluña que analiza estas relaciones económicas comerciales entre la Comunidad y el resto del país.

Entre las conclusiones a las que se ha llegado en el informe de la entidad que preside Francisco Caja se ha destacado que de los quince principales mercados donde venden las empresas de Cataluña, diez son CCAA de España. Así, por ejemplo, Cataluña vende más a la Región de Murcia que a Estados Unidos, y más a Aragón que a Alemania.

De la misma manera, en el estudio se ha apuntado que, frente al déficit fiscal de la Comunidad -métodos de cálculo que Convivencia Cívica ha puesto en duda-, Cataluña disfruta de un superávit comercial con el resto de España de 21.937 millones de euros, según datos de 2010, es decir, un 10,5% del PIB autonómico, o lo que es lo mismo, un incremento de la renta per cápita de los ciudadanos de Cataluña en 2.900 euros al año.

Las empresas de Cataluña

El análisis de los flujos comerciales entre las CCAA ha permitido constatar que las empresas de Cataluña son las más beneficiadas entre todas las CCAA del comercio interregional español de mercancías, con unos ingresos anuales de más de 48.000 millones de euros procedentes de consumidores y empresas del resto del país.

Según la entidad cívica, ‘está ampliamente comprobado’ que las fronteras nacionales afectan al comercio. Y cuando estas no existen favorecen los intercambios comerciales mientras que cuando se interponen ‘provocan una caída drástica del comercio’. En este sentido, ‘levantar una frontera política y, por tanto, una barrera comercial y económica, entre las empresas catalanas y su primer mercado haría perder al empresariado catalán uno de cada dos euros que ingresan actualmente del resto de España’.

En esta línea, en el informe también se ha detallado que las empresas de Cataluña venden cinco veces más al resto de España que a Francia, por ejemplo, a pesar de la mayor población y riqueza del país vecino y la misma distancia geográfica entre Francia y el resto del país. Según cálculos de Convivencia Cívica Catalana, ‘las empresas del territorio separado sufren una caída en sus ventas al otro lado de la nueva frontera creada de entre un 33% y un 66% respecto al nivel anterior a la separación’.

Y a continuación las mentiras del déficit fiscal: