Secesion: Un futuro económico ‘sombrío’ y ‘desastroso’

UBS augura un futuro económico ‘sombrío’ y ‘desastroso’ para Cataluña si triunfa el proyecto rupturista de Mas… Un informe dirigido a los clientes preferentes de uno de los bancos más importantes del mundo descarta la posibilidad de que se produzca la secesión unilateral de Cataluña planteada por Artur Mas porque, además de ser ilegal, supondría la ruina económica de la Comunidad.

Alejandro Tercero en La Voz de Bcn> 20/10/2012

La preocupación del presidente de la Generalidad, Artur Mas (CiU), por el rechazo o la falta de entusiasmo del empresariado catalán ante el desafío secesionista que ha planteado en las últimas semanas es más que evidente.

Las empresas son, junto a la propaganda dirigida a los medios e instituciones internacionales, la parte fundamental de su estrategia. El Gobierno autonómico ha intensificado sus visitas a todo tipo de empresas, y la mayor parte de las intervenciones públicas de Mas incluyen mensajes dirigidos a los empresarios.

Hace una semana, en una entrevista el La Vanguardia, el líder nacionalista advertía “al mundo económico” catalán de que deberá “adaptarse al cambio de mentalidad” que supone su hoja de ruta independentista. Y unos días después, suavizando el tono del discurso, añadía que “el mundo empresarial catalán lleva en su ADN la capacidad para adaptarse a situaciones y estructuras nuevas”.

Los medios públicos también aportan su granito de arena al proyecto rupturista de Mas, tergiversando la realidad hasta límites inauditos. El pasado día 11, por ejemplo, el informativo de la televisión autonómica titulaba una crónica asegurando que ‘un 53% de los empresarios de la Cecot están a favor de que Cataluña sea un nuevo Estado de Europa’. Sin embargo, lo cierto es que solo 798 de los 7.053 afiliados al sindicato contestaron la encuesta. De ellos, 423 se posicionaron a favor de la independencia, lo que supone el 53% de los que participaron en el sondeo, pero solo el 6% de los empresarios de la Cecot.

Este jueves, la CNN ha emitido un breve reportaje sobre el independentismo catalán en el que periodista Richard Quest entrevista a tres empresarios de Cataluña. En el vídeo, el presidente de la multinacional farmacéutica Grifols, Víctor Grifols, aboga por una España federal, pero rechaza la independencia. El presidente de la empresa de diseño industrial Santa & Cole, Javier Nieto, también apuesta por “un trato fiscal diferente” para la Generalidad, pero no ve “ninguna buena razón por la que la independencia beneficiaría a Cataluña”. Y la fundadora de la empresa de pañales Tucuxi, Montse Muñoz, sí apuesta por la secesión, aunque “solo” si eso supone una reducción de los impuestos.

En ese sentido, el pasado 13 de octubre, El Mundo recogía las palabras del presidente de Volkswagen-Audi España, Ludger Fretzen. “Si Cataluña continúa por la vía de declararse independiente, trasladaríamos nuestra sede a Madrid”, indicó antes de reconocer que ya ha tenido reuniones con su equipo de Recursos Humanos para analizar la operación.

Informe demoledor de UBS sobre el proyecto rupturista de Mas

Sin embargo, después del posicionamiento del presidente del grupo Planeta, José Manuel Lara Bosch, que hace dos semanas advirtió de que, en caso de una hipotética secesión, trasladaría sus empresas fuera de Cataluña, uno de los más duros reveses que ha recibido el proyecto secesionista de Mas ha venido de la mano del banco suizo UBS, uno de los más importantes e influyentes del mundo.

UBS ha presentado este jueves un demoledor informe dirigido únicamente a sus clientes preferentes en el que analiza las consecuencias del desafío independentista impulsado por CiU. El documento, al que ha tenido acceso LA VOZ DE BARCELONA, concluye que, ‘con toda probabilidad, Cataluña no puede separarse de España’, pero que, en caso de que finalmente se produjese, el escenario resultante sería ‘sombrío’ y ‘desastroso’.

La secesión unilateral es legalmente inviable

La corporación suiza destaca que la secesión es inviable bajo la actual Constitución, que es ‘bastante clara’ al respecto, y recuerda que la Generalidad tampoco podrá celebrar un referendo legal, puesto que su autorización es una ‘competencia exclusiva’ del Gobierno, y este ya ha señalado que no lo permitirá.

También señala que la propia Constitución autoriza al Gobierno, con el apoyo de las Cortes Generales, a intervenir cualquier gobierno autonómico ‘en el caso que incumpla la Constitución’ o ‘actúe contra el interés general de España’.