Placa homenaje a Justo Domínguez.

*****

Texto de la convocatoria, intervenciones etc.

Amigos de Ágora Socialista:

Os informamos que el próximo Domingo 30 de Septiembre, a las 12.00, tendrá lugar, el descubrimiento de una placa en homenaje a Justo Domínguez. 

Este acto tendrá lugar en el lugar de su colocación, es decir el patio que comparten la Escuela y el Instituto de la Sedeta.

El acto será presidido por la Sra. Maite Fandos, concejala del distrito.

Sirva este comunicado de invitación para que asistáis a este homenaje tan merecido.

 Recibid un saludo de la Junta de Ágora Socialista. 

                          *********

Placa homenaje a Justo Domínguez. Agradecimiento a Isabel Ainoza.

En La Sedeta, en el recinto escolar, concretamente en el patio, se ha colocado una placa dándole nombre. A partir de ahora tiene nombre propio: PATIO JUSTO DOMÏNGEZ.

El pasado Domingo día 30 de Septiembre se procedió a descubrirla. Una ceremonia sencilla que nos permitió reencontrarnos con su obra, su memoria y su ejemplo.

Una de las intervinientes fue Isabel Ainoza, su compañera durante tantos años. Sacando fuerzas de flaqueza tomó el micro y, con apariencia tranquila y con voz firme, fue rememorando personalidad, vivencias y trayectoria de Justo. Hacia el final de su intervención se le quebró la voz, vaciló y logró terminar con la emoción controlada y la dignidad en mayúsculas; la suya propia y la de los que nos sentimos cómplices de su estado anímico y del relato de sus palabras.

Me aproximé a ella, le di un abrazo y le expresé mi admiración por su entereza y por lo expresado. Me confesó que lo leído era de su propia cosecha, también me relató la peripecia emotiva que ello le producía.

Olegario

Posteriormente, por e-mail, le pedí que nos enviara su intervención para colgarla en el blog de Ágora. lo que sigue es su respuesta y su intervención: 

                          *********

Gracias, te adjunto el fichero de mi intervención. La verdad es que mi intervención la empecé a preparar el sábado por la noche pero cuando vi que me caían las lágrimas, decidí parar y lo acabé el domingo por la mañana, temprano. La entereza vino apoyada por mi rapidez en la lectura. No quería dar tiempo a que surgiera la emoción porque no hubiera podido continuar y al final, me salió un poco lo que había tenido que contener. Aunque no sé si podías verme bien pero lo que no pude controlar fueron mis temblores. Parecía que tuviera parquinson. El papel se me movía en la mano convulsa y el micrófono lo tuve que parapetar con fuerza contra el pecho para que no se viera cómo se movía. En fin, Justo se hubiera reído porque me conocía muy bien y sabía que esto para mí era el Everest. Lo tenía que hacer y lo he hecho como mejor he sabido. A él también le habría gustado y me habría dicho “te has dejado esto, podrías haber dicho lo otro”… bueno él sí que tenía por la mano estas cosas. Isabel

                          *********

Bondia a tothom.

En nom de la família, vull donar-vos les gràcies peracompanyar-nos avui en aquest acte tant emotiu per a tots nosaltres, i molt especialment a les Direccions i les Ampes del CEIP La Sedeta i del IES La Sedeta, així com l’Associació d’Amigues i Amics de la Sedeta i el Centre Cívic i el Districte de Gràcia, per fer-ho possible.

Fa 21 anys que vam arribar a La Sedeta amb l’Eric, i de seguida el Justo va veure que podia col.laborar per millor ar algunes qüestions que es plantejaven a l’AMPA i que tenien molt a veure amb el funcionament de l’escola i la repercusió a la vida escolar dels nens i les nenes.

Amb el seu carácter emprenedor i sent un líder nat, va començar a treballar-hi, comencant per introduir metodologia de funcionament a l’AMPA i en les relacions amb l’escola. Poc a poc, va anar contactant amb un gran grup de mares i pares que  tenien moltes idees noves i junts  les van portar a terme, amb resultats molt positius per a la comunitat educativa de la Sedeta. Amb el temps han esdevingut molts d’ells uns grans amics i amigues.

Quan l’Eric va passar a l’Institut el Justo va continuar la seva tasca a la seva Ampa i alhora ho compaginava al CEIP perquè encara hi era el Víctor. La questió era resoldre els problemas que s’anaven plantejant. Com li agradava assolir reptes, com va ser el cas de la lluita pel tancament de l’institut fa uns anys.

Els nens creixen i un bon dia han acabat els estudis i se’n van de l’institut. Preveient això i per tal que no es perdés ni l’amistat ni tot el potencial associatiu del grup de pares i mares amb els que treballava el Justo, va impulsar la creació de l’Associació d’amigues i amics de la Sedeta, de la que us parlarà l’Andrés desprès.

Durant tot aquest temps, el Justo va aportar els seus valors que eren molts i els va transmetre a nens i adults i sens dubte, ens ha deixat una emprenta imborrable. Sempre es va mostrar tal com era, ferm en les seves conviccions que les portava fins a la darrera conseqüència però les seves posicions sempre estaven plantejades amb seny i comprensió cap els altres. En definitiva, una persona íntegra, excel.lent negociador, sempre mirava pel bé comú i no pel personal.

Quan l’Andrés em va dir que s’havia proposat que aquest pati, el nostre pati, portés el nom del Justo, vaig pensar que no podia haver estat d’allòmés encertat. Per a rendir-li homenatge podia haver estat un aula o una sala d’estudi la que portés el seu nom, però quina idea més bona, justament el pati.

Aquest pati que va ser reformat amb bons criteris per tal que tant els grans com els petits tinguessin el seu propi espai i poguessin desenvolupar activitats esportives. Va ser un gran repte per al Justo.

Cada vegada que hi havia visita d’obra, ell venia com representant de l’AMPA i revisava que tot es fes com s’havia aprovat, però no es conformava amb això, de vegades donava idees per millorar  el pati encara més  i si no comportava augment de pressupost, li concedien. Era molt perseverant.

Alguna vegada el vaig acompanyar, era a l’estiu. El veia anar amunt i avall per les obres i notava en el seu semblant com gaudia, pensant com quedaria finalment el pati i com anava arrancant noves modificacions.

També es va posar molt content quan va aconseguir eixamplar l’hort. Quina alegría mostrava, sobretot com era ell, pel bé dels altres.

A ell li agradava molt l’hort però no per qüestions personals, ell ja tenia el seu propi hort a Castelldefels. El tema era transmetre uns valors i uns coneixements del medi natural als nens, qüestions a les que era difícil que tinguessin accés a la ciutat, que veiessin d’on surten els tomàquets, els enciams, etc..

Li agradava molt la canalla i això està demostrat perquè avui, aquí són els seus 6 fills. Ell, amb la generositat que li caracteritzava, va fer les classes d’horticultura als nens i les nenes del CEIP fins al darrer moment que li va ser possible. El dia que les feia venia a casa molt content i m’explicava el que els hi havia dit i les anècdotes dels nens, si li havien fet preguntes, que havia contestat… No us podeu imaginar el que va gaudir durant el temps que les va fer.

El Justo va donar molt però també sentia rebre molt. Era una persona poc comú i que ens va ensenyar molt a tots. L’emprenta que ens ha deixat no s’esborrarà mai i tan de bo, quan alguna persona vingui a aquest pati i pregunti qui va ser i què va fer el Justo, hi hagi algú que li pugui explicar i li produeixi com a mínim una reflexió.

En el meu cas, si algun dia tinc nets, els portaré aquí per a explicar-los amb orgull que el seus pares van estudiar en aquestes escoles i qui va ser el seu avi, que dona nom a aquest pati.

Moltes gràcies. Isabel

                          *********

Reproducimos un antecedente documentado de una propuesta para dar el nombre de Justo a este patio

Proposta d’homenatge en memòria de Justo

En recuerdo de Justo Domínguez (14-01-2012)

Leí la crónica que publicó ‘La Vanguardia’ sobre Justo Domínguez en la sección de Obituarios el martes 3 de enero, me impresionó su trayectoria sindical y personal. Lamenté profundamente no haberme enterado de la noticia de su desaparición y por tanto, no haber podido asistir al tanatorio para darle un último adiós. 
Recuerdo a Justo dirigiendo infinidad de reuniones de padres en La Sedeta a las que yo también asistía por tener a mis dos hijos escolarizados en dicho centro. Siempre me impresionó la seriedad y profesionalidad con que se tomaba este tipo de reuniones. Ya se tratara de la organización de las actividades extraescolares o las colonias para el verano. Seriedad, parsimonia, claridad en la explicación de los problemas, intentar que todas diéramos nuestra opinión, implicar a los padres en las diversas.
Ahora que gracias a La Vanguardia conozco su trayectoria sindical entiendo su actitud. Él no hacía diferencia entre los grandes problemas laborales y las pequeñas cuestiones cotidianas de un simple colegio de barrio. Para ambos utilizaba el mismo protocolo. ¡Esa era su grandeza! Método, seriedad, ganas de mejorar. Sus explicaciones, siempre detalladas y amenas (producto de años frente a un micrófono) hacía que todos nos sintiéramos importantes. 
La última vez que me lo encontré por la calle fue un día después de los famosos recortes de Zapatero, estuvimos hablando mucho rato. Bueno, yo escuchando… me dio una clase magistral de la situación económica del momento. Me fui contento de haberlo encontrado con tanto ánimo, tan lúcido y aceptando con entereza el mal que llevaba por dentro. 
Luchó mucho por este colegio que tanto estimaba, en especial durante un período en que, desde la administración, querían cerrarlo para darle otros usos. En las reuniones de padres nos hacía sentir afortunados diciendo que, a pesar de ser público, La Sedeta impartía una enseñanza de extrema calidad. Una de sus últimas victorias fue la reforma del patio, antes triste y degradado y ahora amplio y cómodo para que nuestros hijos hagan su descanso entre clase y clase o para la hora del deporte. 
Creo que sería un magnífico homenaje en su recuerdo poner una placa en un rincón del patio dándole nombre a ese espacio, una placa en piedra que imitara a las de las calles de Barcelona con el texto: “Pati d’Escola, Justo Domínguez”. Los que quieran hacer piña conmigo para tirar adelante esta idea (u otra similar) los espero en mi e-mail. ¡Se nos fue un gran tipo! ¡Me siento orgulloso de haberlo conocido!
Firma: Máximo Frontini