DIADA II – Manifestación independentista del 11-S

El Gobierno responde con tibieza a la presión de la Generalitat con la Diada”No es momento de generar debates que provoquen inestabilidad”, advierten desde el Ejecutivo

Información de Europa Press en La Voz Libre Madrid.- El Gobierno de Mariano Rajoy pide “prudencia” a la Generalitat y a los partidos catalanes ante los llamamientos que se están haciendo a participar en la marcha independentista que se celebrará el próximo 11 de septiembre en Barcelona y recuerda la rebaja a bono basura de la calificación de Cataluña tras acogerse al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) y pedir el pacto fiscal, según han manifestado fuentes del Ejecutivo.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha dado su total respaldo a esa manifestación de la Diada y ha asegurado que, aunque él no acudirá, estará “anímicamente” con la iniciativa.

La vicepresidenta del Gobierno catalán, Joana Ortega, sí que estará presente en esta convocatoria, que se prevé que tenga un seguimiento masivo.

La Generalitat quiere que sea una jornada de que demuestre dentro y fuera “qué es” Cataluña. “Nos observará mucha gente de fuera. Tenemos que aprovechar este escaparate que tendremos en todas partes para demostrar lo que somos, pensamos, manifestamos, y cómo nos afirmamos como nación y país”, dijo su portavoz, Francesc Homs. 

Según el Ejecutivo de Rajoy, en una situación económica tan delicada “no es momento de generar debates que den lugar a inestabilidad”, sino que es el momento de “arroparnos” todos.

 Por eso, desde el Palacio de la Moncloa se hacen continuos llamamientos a la prudencia y a la responsabilidad. En este contexto, las citadas fuentes enmarcan las declaraciones de la Generalitat de anunciar que solicitará el Fondo de Liquidez Autonómico pero exigiendo que sea cuanto antes y sin condiciones; o la decisión de S&P de rebajar la calificación crediticia de Cataluña a bono basura por las “tensiones” provocadas por el pacto fiscal.

 “Estas cosas las carga el diablo”, advierten desde el Ejecutivo, ante la posibilidad de que la marcha independentista tenga consecuencias similares.

 S&P HABLÓ DE “TENSIONES” CON GOBIERNO CENTRAL

“La rebaja de Cataluña sigue las emergentes tensiones entre la región y el Gobierno central y el potencial impacto negativo que estas tensiones creemos que pueden tener en la capacidad de la región para captar financiación externa”, según aseguró Standard & Poor’s en una nota emitida el 31 de agosto, Así, la calificadora de riesgos señaló que Cataluña pidió el pasado 25 de julio que el Gobierno central modificara el marco financiero bajo el que opera, en alusión a la aprobación por parte del Parlament del pacto fiscal.

 “Creemos que esta propuesta podría crear tensiones con el Gobierno, del que Cataluña depende crucialmente para acceder a liquidez, al menos durante los años 2012 y 2013”, dijo, para asegurar que Cataluña tiene “una elevada dependencia del apoyo del Gobierno central para cubrir vencimientos de deuda”.

 

Anuncios